Despedida Aritz Fernandez

A la familia del Astrabuduako F.T.:Después de 4 maravillosas temporadas llega el momento de despedirme de un campo yuna gente que siempre llevaré en mi corazón, por todo lo que me ha dado tanto en elámbito futbolístico como en el personal.

En estos últimos meses, me ha venido muchas veces a la mente el momento en el quepisé por primera vez ese campo para reunirme con el entonces coordinador, AgerSebastia, al que ahora considero buen amigo y con el que he compartido momentosinolvidables. En aquel momento ni se me pasó por la cabeza lo que estaba por venir, ytras una temporada rara con el cadete, se apostó por mi, una persona sin experienciamas allá de cadetes, para dirigir el Regional B, un grupo recién descendido, que habíaque devolverlo a donde se merecía y dotarlo de la identidad propia del barrio.

Me presenté en el vestuario del Regional B y mencioné cien veces las palabras “trabajo”y “disfrutar”, y hoy 3 años después, creo que ese objetivo está más que cumplido. Todoshemos trabajado con ilusión y disfrutado como niños. Tengo que agradecer a ErizEchave, que el primer año me acompañó en esta andadura junto a Filomeno Mansinga,un buen amigo del que he aprendido y seguiré aprendiendo; a Jagoba Garrido, un genio,que estuvo con nosotros la segunda temporada junto a Julio Fernández, mi manoderecha, mi brújula y un ganador nato al que admiro; este último tercer gran año juntoa Julio hemos tenido a Ager, ese amigo que todo descerebrado necesita, que te dicecuando apretar y cuando aflojar, que pone pausa a momentos locos y la palabra justaen el momento exacto, los dos son una mezcla perfecta, aportando siempre y dispuestosa sumar, y con ellos me gustaría seguir compartiendo nervios y decisiones.

Me gustaría dar las gracias a mis jugadores, esos que han creído en mi y me han seguidoaun cuando los mandaba al matadero, un grupo de jugadores exquisitos y personasextraordinarias. Hemos creado una familia increíble, irrepetible y muy difícil deconseguir en esto del fútbol, hemos reído, sudado, discutido, trabajado y disfrutadojuntos, sin egos, solo con objetivos en mente. Ellos son los grandes artífices de estosaños, ellos son los putos amos.

Quiero agradecer a San Lorenzo y a su gente, un campo que solo nos ha visto perder 2veces en tres años, que siempre ha estado ahí incansable, animando, gritando ydándonos aliento. Muchos pensarán que estoy loco, “era tercera regional, chaval”,dirán, “esto no es San Mames, o Anfield”, pero no saben lo que dicen, no saben el gustoque da estar de pie delante de esa grada sintiéndote parte de algo tan grande como loes la familia del Astrabuduako, se me eriza la piel solo de pensar que no me respaldaráel próximo año.

No puedo olvidarme de las personas que forman el club, personas que hacen grande alAstrabuduako porque respiran de color rojo. Jose Ángel, siempre dispuesto y trabajador;el gran Aitor Urcelay, un genio del que guardo momentos maravillosos, es Astrabu encada centímetro de su piel; Aritz Monasterio, del que he aprendido; Raúl Castro,trabajador incansable y una fuente inagotable de consejos; Jon, Silvia, Yass, Markel,Iñigo, Andoni, Junior, Tomo y todos aquellos que forman esta familia, todos siempre alpie del cañón.

Tengo que destacar a una persona en especial, que tiene mi admiración y mi cariño, porsu presencia siempre en el club, por su capacidad de trabajo, por su gran corazón, y esees Jorge, una persona que pese a ser el presidente siempre está dispuesto a arrimar elhombro o a darte un abrazo. Jorge por el Astrabu sería capaz de meterse a defender uncórner en el 95, y sin él el club no sería lo mismo. Gracias presi por todo lo que me hasdado, por confiar en mi y en mis arriesgados planteamientos, por creer en este grupode chavales del barrio y por ser como eres.

Por último, decir que me voy, sin saber muy bien a dónde, sin tener plan b porque yosoy así, me mueve la ilusión, y necesitaba renovar la mía, me voy de donde otros sematarían por estar porque necesito salir de mi zona de confort y demostrarme de cuántosoy capaz. Me voy dejando el club con 2 ascensos y dejando el equipo en primera, mevoy, pero se que volveré y espero que sea a sentarme en el banquillo local y con Jorgede presidente.

De corazón, una vez rojillo siempre rojillo.
Aritz Fernández

 

Share Now

Related Post